Redes sociales y recursos humanos

PorAna Belén Panés

Redes sociales y recursos humanos

El 36 % de los reclutadores ha rechazado a un candidato por su imagen en las redes sociales. LinkedIn y Facebook son las principales redes sociales utilizadas por candidatos y reclutadores.

Las redes sociales se han convertido en un elemento de ayuda para los responsables de recursos humanos de las empresas. Tal es así que el 36 % de los reclutadores ha rechazado a un candidato por su imagen en las redes sociales. LinkedIn y Facebook son las principales redes sociales utilizadas por candidatos y reclutadores.

La identidad digital, también conocida como marca personal, aporta más información sobre un candidato que cualquier curriculum vitae. Por esa razón, las empresas suelen analizar la actividad de los candidatos en sus perfiles de redes sociales.

De hecho, según el último informe de Infoempleo, el 45% de los profesionales de RRHH las consultan antes de realizar la entrevista a los candidatos, de ahí la importancia de saber gestionarlas adecuadamente.

Las redes sociales como fuente de información

Si tenemos en cuenta que el 36% de las organizaciones ha desestimado la candidatura de algún aspirante a un puesto de trabajo por la imagen que proyecta en alguno de sus perfiles en redes, el tema es de suma importancia.  “Usamos las redes como una fuente de información más, por lo que el usuario debe conocer las consecuencias de aquello que publica”, afirma Carlos Méndez, Social Media &Digital Content Manager en BBVA.

Las redes sociales son una herramienta de comunicación muy potente, por lo tanto, el comportamiento en ellas y la marca personal son un activo del individuo, y debe ser coherente con sus principios.

La huella digital es mucho más importante de lo que creemos, tanto en el plano personal como en el corporativo. Hacer apología de cualquier tipo de violencia o discriminación (76%), promover el consumo de drogas o alcohol (75%) y el uso de imágenes poco apropiadas (73%) son los aspectos que más influirían en un reclutador para rechazar a un candidato-a.

Marca personal: más oportunidades laborales

Por otro lado, el candidato activo tiene más oportunidades laborales que el inactivo, por lo que se hace necesario trabajar de forma adecuada la marca personal en los procesos de búsqueda activa de empleo.

Sin embargo, el informe EY “Talento conectado” dice que el número de usuarios que no tienen ninguna cuenta en redes sociales ha bajado tres puntos. Se ha pasado de un 9% en 2016 a un 6% en 2018.

Mantener su privacidad es el principal motivo que esgrimen más de la mitad de las personas que no tienen cuenta en ninguna red social (56%). Le siguen el desinterés (32%) y la búsqueda de una comunicación más tradicional o directa (23%).

El 42% de los usuarios que no están presentes en redes sociales descartan de forma contundente la posibilidad de abrirse una cuenta en el futuro. Craso error, en un entorno laboral cada vez más inestable resulta imprescindible la diferenciación, las personas somos marcas y tenemos que trabajar  esa diferenciación como estrategia profesional.

Pero, ¿qué es la marca personal?

La marca personal es la manera de clarificar y comunicar  aquello que nos hace diferentes, especiales y  emplear esas cualidades para guiar nuestra carrera o tomar nuestras decisiones estratégicas. Así, se trata de comprender cuáles son los atributos que nos hacen únicos y saber emplearlos para diferenciarnos de los demás.

Hoy en día, cualquier persona tiene más poder sobre el desarrollo de su carrera profesional que nunca antes. La imagen que proyectamos en las redes sociales cuenta tanto como la que proyectamos en la vida real y en un mercado cambiante, como el actual,  no basta con ser un buen profesional, “tu trabajo es tan bueno, como la presentación de tu trabajo”.

Por lo tanto, deberás hacer todo lo posible para que tu presencia en redes sociales sea visualmente atractiva, transmita profesionalidad, calidad, y confianza.

12 ideas para usar las redes sociales en la búsqueda de empleo

Una vez que hemos visto la importancia en la actual manera de proceder en el mundo de los recursos humanos, a continuación, tienes algunas ideas fundamentales si quieres usar las redes sociales en la búsqueda de empleo.

  1. Aprovecha las redes para rediseñar e impulsar tu trayectoria profesional.
  2. Trabaja de forma adecuada tu marca personal: “piensa que quieres contarle de ti al mundo”.
  3. Usa palabras-clave para hacerte más fácilmente ‘encontrable’, para que tengas más visibilidad.
  4. Haz más atractivo tu perfil, incluyendo tus habilidades. En LinkedIn, por ejemplo, dispones de 50.000 habilidades como etiquetas. Divide las habilidades en básicas (aquellas que se basan en el contacto interpersonal) y habilidades fuertes (elementos en los que puedes capacitarte, formación y experiencia profesional). Son esas ‘habilidades básicas’ las que tendrías que poner en valor en tus redes sociales.
  5. Busca una estrategia y haz cosas para que  te pasen cosas. Debes crear tus propias oportunidades, utilizando los recursos existentes.
  6. Sé activo en las redes sociales, tendrás más oportunidades.
  7. No hace falta que estés en todas la redes. Busca la que más te conviene. Crea un blog en el que expongas quién eres profesionalmente y para qué y cómo se te puede contratar.
  8. Revaloriza tu currículo, demostrando en las redes sociales tu capacidad de cooperar, de comprometerte, de crear.
  9. Investiga qué perfiles buscan las empresas y rediseña el tuyo.
  10. Busca un buen titular profesional, un extracto y conviértete en el mejor embajador de tu marca. Y no olvides incluir enlaces y vídeos de tu trabajo que te definan mejor como profesional.
  11. Si has hecho voluntariado, no dudes en incluirlo. Las empresas valoran mucho éste tipo de actividades.
  12. Cuida todo lo que publiques, incluso lo que recomiendas. Tienes que impresionar a tus contactos con contenido de calidad.

About the author

Ana Belén Panés subscriber

You must be logged in to post a comment.