Menores y redes sociales: Cómo proteger a tus hijos en internet

PorCarlos Alberto Cabrera

Menores y redes sociales: Cómo proteger a tus hijos en internet

Menores y redes sociales: Cómo proteger a tus hijos en internet. Seguro que alguna vez te has planteado esta cuestión. Ya sea en una charla profesional o con amistades, en un encuentro con progenitores o con educadores, es un tema muy de actualidad.

¿Tienes hijos? Entonces, seguro que este asunto te resta energía. Incluso puede que te genere estrés e inseguridad.

Contra el avance de los tiempos no se puede luchar. De nada sirve intentar un muro entre tus hijos y las nuevas tecnologías. Simplemente se trata de conciliar, de buscar el punto de equilibrio.

Pero alcanzar esta meta no resulta fácil. Seguramente en algún momento has entregado a tus hijos el móvil para permitirte unos minutos de respiro. Hay quien incluso entregan una tableta a su hijo para poder almorzar sin molestias en un restaurante. Esta estampa puede verse en cualquier establecimiento.

En este contexto, la pregunta del millón es: ¿Están seguros nuestros hijos en internet?

Menores y redes sociales: Cómo proteger a tus hijos en internet

El caso de Facebook

El dueño de Facebook, Mark Zuckerger, ha tenido que dar explicaciones en el Congreso de los Estados Unidos después de un problema con la protección de datos de sus usuarios.

Los datos de unos 87 millones de potenciales clientes fueron compartidos con la firma de análisis Cambridge Analytica, según se ha publicado.

La citada empresa de análisis está siendo investigada por obtener en 2014 la información de al menos 50 millones de usuarios de Facebook. Sus datos fueron utilizados con fines políticos. La  campaña de Donald Trump a la presidencia de EE.UU es un ejemplo.

¿Qué pasa con los menores en Facebook?

Facebook es una red social que no se identifica con los más jóvenes. Bueno, más bien, son los jóvenes quienes huyen de Facebook. Los usuarios más jóvenes prefieren Instagram o Snapchat.

Sin embargo, también tiene su público juvenil. Facebook se rige por la legislación de California. El límite de edad para facilitar el acceso son los 13 años.

¿Son 13 años suficientes? ¿Debe elevarse a más edad? La cuestión es que aunque el límite se pusiera en los 18 años, no exigen ningún tipo de sistema de identificación que verifique que la persona que se registra en la red social tiene la edad que declara tener.

 

La falta de control en Instagram

El poder de la imagen, las historias, los vídeos… Instagram ha conquistado a los más jóvenes y a los milenials.

Tal vez haya sido por la intoxicación de noticias falsas (fake news) en Facebook y por la cada vez más presente publicidad. Puede que por el hecho también de que los viejenials estén cada vez más presentes.

La realidad es que la juventud se ha refugiado en redes como Instagram y Snapchat. Son redes sociales donde la imagen manda. Moda, turismo, gastronomía son sectores que han encontrado una gran oportunidad en Instagram, por ejemplo.

También quienes rinden culto al cuerpo, quienes dedican horas a prepararse en el gimnasio y modelos son protagonistas en dicha red social.

El problema estriba en que en un contexto al que escasamente llegan los padres, los menores tienen en estas redes sociales vía libre. Por un lado, porque cualquiera puede abrirse una cuenta aportando una dirección de correo electrónico desde un teléfono móvil. ¿La edad? Basta con decir que tienes la edad permitida, pues nadie va a pedirte el Documento Nacional de Identidad (DNI) para comprobar tu fecha de nacimiento.

Esto deriva en mucha juventud mostrando fotos sugerentes. Es cierto que existe la posibilidad de tener perfiles privados, con acceso restringido. Pero no es menos verdad que las redes sociales son sinónimo de exhibicionismo en la mayor parte de los casos. Por este motivo, al final puede acabarse traspasando las barreras iniciales. Y entonces surgen los problemas.

¿A qué edad compro el móvil a mi hijo?

Teorías pueden encontrarse tantas como personas prácticamente. Al final, lo que parece más aconsejable es aplicar siempre el sentido común.

De esta manera, el sentido común puede llevarnos a ver si un teléfono móvil es necesario para nuestros hijos según sus circunstancias.

Por ejemplo, si pasa tiempo solo o realiza actividades fuera del circulo familiar, puede ser necesario que cuenta con una forma de estar en contacto con sus progenitores.

Por otro lado, en una sociedad donde la tecnología cada vez es más importante, intentar impedir su uso puede acabar desembocando en el analfabetismo tecnológico.

Dicho esto, que está relacionado con las competencias futuras de los hijos, hay que poner las herramientas necesarias para que el móvil no condicione su vida.

Por tanto, no hay que demonizar el uso del teléfono móvil. sino usarlo con cabeza.

Unas reglas básicas de las que partir pueden ser:

  1. Control parental del uso (para vitar usos y contactos indebidos).
  2. Estipulación del tiempo de uso (si se utiliza para jugar, por ejemplo).

 

Reglamento General de Protección de Datos

El 25 de mayo de 2016 entró en vigor el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), que sustituirá a la actual normativa vigente y que comenzará a aplicarse el 25 de mayo de 2018. Este periodo de dos años tiene como objetivo permitir que los Estados de la Unión Europea, las Instituciones y también las empresas y organizaciones que tratan datos vayan preparándose y adaptándose para el momento en que el Reglamento sea aplicable.

 

REGLAMENTO (UE) 2016/679 DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO

El Reglamento de protección de datos de la Unión Europea, que entró en vigor el 25 de mayo de 2016 y que no comenzará a aplicarse hasta el 25 de mayo de 2018, establece que la edad a la que los menores pueden prestar por sí mismos su consentimiento para el tratamiento de datos personales en el ámbito de los servicios de la sociedad de la información (en el que se incluyen las redes sociales) es de 16 años. Sin embargo, permite rebajar esa edad y que cada Estado miembro establezca la suya propia. El límite inferior es de 13 años.

En concreto, los aspectos relativos a los menores está recogido en el artículo 8 del Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo.

¿Qué dice exactamente el artículo 8 del Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo?

Condiciones aplicables al consentimiento del niño en relación con los servicios de la sociedad de la información

  1. Entre 16 y 13 años

    Cuando se aplique el artículo 6, apartado 1, letra a), en relación con la oferta directa a niños de servicios de la sociedad de la información, el tratamiento de los datos personales de un niño se considerará lícito cuando tenga como mínimo 16 años. Si el niño es menor de 16 años, tal tratamiento únicamente se considerará lícito si el consentimiento lo dio o autorizó el titular de la patria potestad o tutela sobre el niño, y solo en la medida en que se dio o autorizó. Los Estados miembros podrán establecer por ley una edad inferior a tales fines, siempre que esta no sea inferior a 13 años. 4.5.2016 ES Diario Oficial de la Unión Europea L 119/37

  2.  Verificar consentimiento

    El responsable del tratamiento hará esfuerzos razonables para verificar en tales casos que el consentimiento fue dado o autorizado por el titular de la patria potestad o tutela sobre el niño, teniendo en cuenta la tecnología disponible.

  3. Disposiciones generales

    El apartado 1 no afectará a las disposiciones generales del Derecho contractual de los Estados miembros, como las normas relativas a la validez, formación o efectos de los contratos en relación con un niño.

A partir de entonces España podrá aumentar el límite a 16 años o mantenerlo en 14, una edad que sigue estando por encima de lo que muchos padres piensan

 

About the author

Carlos Alberto Cabrera subscriber

1 comentario hasta ahora

¿Qué hacer si tu hijo miente? Mentiras y niños – Bermúdez Psicólogos – Psicólogos en Jerez – Psicólogos en CádizPosted on10:09 pm - Nov 18, 2018

[…] que trabajar la comunicación de los hijos con la familia y con el entorno. La relaciones de las redes sociales y los menores merece un capítulo […]

You must be logged in to post a comment.