Cómo comunicar con eficacia

Poradmin

Cómo comunicar con eficacia

¿Conoces las claves para saber cómo comunicar con eficacia? Cuando comunicamos, siempre buscamos algún propósito, tenemos una meta.

Ya sea simplemente recibir feedback por parte del otro interlocutor, para que corrobore o muestre una posición contraria; o bien para provocar una reacción a nuestro mensaje e incitar a la compra, por ejemplo, nunca falta un motivo.

En una ocasión anterior, hemos hablado sobre 5 razones para que reflexiones sobre tus necesidades comunicativas,

Primera regla: fija un objetivo. Tener una meta te ayudará a encontrar la mejor estrategia
Cómo comunicar con eficacia: fija un objetivo.

Primera regla: fija un objetivo

Para comunicar eficazmente, es preciso tener una meta, pues te ayudará a encontrar la mejor estrategia.

Sí, fija un objetivo y para ir a por él, idea un plan. Para conseguirlo, lo mejor es sentarse, coger lápiz y papel (un ordenador también vale, por supuesto) y tomar nota de aspectos como nuestras debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades.

Efectivamente, realizar un análisis DAFO no sólo ayudará a marcar la estrategia de tu empresa a nivel global, sino que, igualmente, contribuirá a detectar líneas en las que trabajar nuestra comunicación.

Por eso, si no lo hiciste en su momento, para trabajar la primera regla y fijar tu objetivo comunicativo, ponte a ello. Aquí puedes ver qué es el análisis DAFO.

Cómo comunicar con eficacia. Segunda regla: define tus canales. Para conectar con tu audiencia hay que saber dónde está tu comunidad.
Cómo comunicar con eficacia: define tus canales.

Segunda regla: define tus canales

Para conectar con tu audiencia hay que saber dónde está tu comunidad. Así que si estás dándole vuelta a cómo comunicar con eficacia, ponte a trabajar sobre la segunda regla, define tus canales.

Por ejemplo, igual te has hecho una de esas preguntas que aún en la actualidad aparece, aunque sea muy de vez en cuando: ¿Por qué tiene que estar mi empresa en redes sociales? La respuesta la tienes aquí.

Naturalmente, aunque te aconsejamos leer dicho artículo para conocer los argumentos, aunque te adelantamos, como imaginarás, que se hace una defensa de que es algo fundamental.

Pero volvamos a la segunda regla. Es fundamental analizar cuáles son los canales en los que tienes que estar presente, ya seas una marca personal, empresarial o institucional.

En su momento, analizamos qué redes sociales son las ideales para tu empresa.

Cómo comunicar con eficacia. Tercera regla: Escribe para enamorar. Apostar por el copywriting te facilitará conectar con tu público y atraer la atención para llegar más fácilmente a tu meta.
Cómo comunicar con eficacia: escribe para enamorar.

Tercera regla: Escribe para enamorar

Apostar por el copywriting te facilitará conectar con tu público y atraer la atención para llegar más fácilmente a tu meta.

Elaborar textos atractivos para tus redes sociales, para tu página web, para tu blog y para tus campañas publicitarias tanto online como offline requiere un trabajo previo, así como tiempo y un cuidado de los detalles a la hora de ponerlo sobre el papel o la pantalla.

En el caso concreto de las redes sociales, hay quien puede ver una serie de publicaciones como algo sin importancia que se hace en un abrir y cerrar de ojos. Coges una foto que tengas por ahí, te inventas algo y le das a publicar.

Sin embargo, quien cree eso, desconoce qué hay detrás de todo trabajo creativo. Igual no se han parado a pensar que elaborar un texto que case con una imagen supone un tiempo de búsqueda e inspiración, de búsqueda tanto del mensaje visual como el escrito.

Conseguir llegar a las palabras exactas para conectar con tu comunidad, con tu clientela, exige un estudio, a veces un trabajo de prueba-error. Pero cuando se consigue e incluso se crea una terminología propia, fácilmente reconocible, la conexión recompensa. Además de satisfacción suele ser sinónimo de euros.

No se cumple con la tercera regla y se escribe para enamorar tan fácilmente. Tampoco todo el mundo sabe hacerlo, al igual que no todo el mundo está capacitado para trabajar en una pescadería, en una carpintería o poner cafés y elaborar platos exquisitos en un establecimiento de hostelería.

Cómo comunicar con eficacia. Cuarta regla: el poder de la imagen. Cuida los detalles, estudia qué te representa y cómo lo transmites.
Cómo comunicar con eficacia: el poder de la imagen.

Cuarta regla: el poder de la imagen

Cuida los detalles, estudia qué te representa y cómo lo transmites.

Si prestas atención a tu aseo personal, a tu pelo, a tus uñas, a tu vestimenta… ¿sería lógico no cuidar estos detalles en tu negocio? La respuesta es sencilla, no hay duda alguna.

Fotografiar, transmitir la imagen de un negocio, exige no descuidar los detalles, porque en ocasiones puede colarse en un documento gráfico o audiovisual un elemento disonante, capaz de tirar por tierra tu imagen o crearte un crisis de marca.

Suele decirse que una imagen vale más que mil palabras, y aunque no siempre sea así, en muchas ocasiones esto se cumple.

Es preciso analizar y estudiar la imagen que quieres proyectar con tu marca, ya sea personal o empresarial. La imagen vende y en el caso de algunos negocios es un elemento diferencial, clave.

En el caso de las fotografías, es recomendable prestar atención a los encuadres, a la actitud y lo que transmiten las personas que aparezcan en ellas, a su vestimenta…

Por otro lado, en las piezas audiovisuales, además de todo ello, enfoca en aquello que quieres transmitir.

Si tu negocio es de hostelería y quieres hacer una pieza de una receta, tampoco hay mucha más historia. Pero si quieres ir más allá, igual tienes que plantearte dar un paso más y apostar por el storytelling.

Cómo comunicar con eficacia. Quinta regla: todo comunica. La web, tus redes sociales, tus trabajadores...
Cómo comunicar con eficacia: todo comunica.

Quinta regla: todo comunica

La web, tus redes sociales, tus trabajadores, el trato que ofreces a tu plantilla y a tus clientes, la cartelería de tu negocio… Efectivamente, como dice la quinta regla, todo comunica.

Es imprescindible cuidar cada detalle. Hasta la indumentaria del personal va a reflejar qué es nuestra empresa y qué podemos ofrecer. Por ello es fundamental que determinemos una línea común, que todo esté coordinado para que no existan contradicciones.

Si somos una empresa fresca, joven, que nos dirigimos a un público adolescente, no podemos ofrecer una imagen demasiado ‘seria’. Nuestra web, nuestra forma de vestir, nuestro lenguaje, nuestro logotipo… deberá ser fresco, directo y deberá ir en consonancia con el público al que va dirigido.

No podemos comunicar de la misma forma si somos una agencia de viajes o si hablamos de una asesoría jurídica. Son sectores totalmente diferentes.

En cada caso hay que determinar el público al que nos dirigimos para coordinar de forma eficaz toda la comunicación de dicha entidad.

Cómo comunicar con eficacia. Sexta regla: el silencio también es comunicación.
Cómo comunicar con eficacia: el silencio también es comunicación.

Sexta regla: el silencio también es comunicación

¿Respondes a las preguntas? ¿Descuidas tu escaparate en internet? Una de las cosas más tristes que podemos ver en comunicación son perfiles en redes sociales abandonados, páginas web sin actualizar, blogs que dejan de actualizarse o que incluyen publicaciones que no se renuevan desde hace años, a pesar de que han podido quedar desactualizadas.

Dejar preguntas públicas o privadas sin responder también ofrece una imagen muy descuidada de nuestra entidad. ¿Qué servicio o producto puede pensar el cliente que ofrecemos si ni siquiera respondemos a las preguntas que nos hace el público?

Hay que ser muy constantes en este aspecto. No podemos dejar a clientes potenciales y público interesado en nuestra empresa esperando respuestas que nunca llegan.

Siempre debemos protagonizar el última mensaje, aunque tan solo sea para dar las gracias, recordar que puede contactarnos si tiene más dudas o para desear que tenga un feliz día. Son pequeños detalles que marcan la diferencia en comunicación.

Por ello es fundamental contar con un equipo que se encargue de este aspecto, que conozca qué mensaje hay que transmitir y que no deje en el olvido ninguna cuestión planteada.

¡Una cosa esencial! No hay que caer en el error de no hacer frente a mensajes negativos. Si en alguna ocasión recibimos críticas o nos envían algún comentario o mensaje negativo, debemos responder de forma constructiva.

No hay que caer en el error de ignorar a un cliente enfadado, ya que su malestar puede aumentar ante la falta de respuesta. Además, hay que aprender de todo y tenemos que intentar usar las críticas para fortalecer nuestra marca y seguir creciendo.

Cómo comunicar con eficacia: optimiza tu contenido.

Séptima regla: optimiza tu contenido

Si quieres que te encuentren en la red y ganar visibilidad, crea contenidos digitales que posicionen.

¿Sabes dónde está el error de muchas empresas? En creer que copiar algún artículo que te haya gustado basta. ¡Error! Es más, esto es perjudicial, porque si buscas conseguir posicionar tu negocio en internet ahora que las tiendas online por ejemplo parece que se han puesto de moda, copiar te penaliza.

Por supuesto, los casos de éxito hay que observarlos para aprender de ellos, porque si algo funciona puede ayudarnos a replicar lo conseguido, pero para ello tendremos que realizar una reformulación.

Optimizar tu contenido pasa por cuadrar el círculo y escribir por ejemplo para satisfacer las necesidades de quienes consultan algún buscador en internet buscando algún producto o servicio. Pero sin olvidar la técnica de escritura que premia Google, en su caso.

Descripciones de productos erróneas o copiadas de un proveedor, imágenes sin los atributos correctamente añadidos son pequeños grandes detalles que acaban pasando factura.

Por eso, nunca hay que olvidar que detrás de lo que a priori puede parece un simple artículo a la venta en una tienda en internet o un artículo sobre éste o aquel tema hay mucho trabajo y tiempo invertido. Porque hay que escribir para robots y algoritmos pero conectando al mismo tiempo con las personas.

Cómo comunicar con eficacia. Octava regla: invierte, no gastes.
Cómo comunicar con eficacia. invierte, no gastes.

Octava regla: invierte, no gastes

Optimiza tus campañas de publicidad para tener un buen retorno de la inversión. ¡No tires el dinero a la basura! Sí, la octava regla se fundamenta en la necesidad de no gastar por gastar nuestro dinero en campañas publicitarias, sino en conseguir que la inversión merezca la pena.

Es muy importante tener claro a qué público nos dirigimos y segmentar la publicidad para que llegue a dicho sector.

De esta manera, si nos dirigimos a la tercera edad debemos encontrar los canales que ellos utilizan y focalizar nuestra inversión en los mismos. Otra cosa sería como tirar nuestro dinero a la basura.

Nuestro mensaje no se va a difundir de forma más eficaz porque ‘gastemos’ más dinero. Hay que tener las herramientas necesarias y el conocimiento claro para que la inversión que realicemos dé resultados.

Si invertimos en un canal equivocado o segmentamos el público de forma errónea o si ni siquiera lo segmentamos, no obtendremos el resultado esperado. Nuestro mensaje llegará a personas que no están interesadas en nuestro sector, por lo que se romperá nuestra cadena de comunicación. El receptor recibirá la información como si fuera ruido, pues no le interesa.

¡Algo muy importante! No debemos llegar a todo el público, sino que tenemos que llegar a las personas que forman parte de nuestro target o público objetivo, porque son éstas las que están interesadas en nuestro contenido, ya sea un producto o servicio.

Ahí es donde debemos realizar el trabajo previo y, por desgracia en muchos casos, es una cuestión que se toma a la ligera y que acaba generando pérdidas.

Debemos analizar a qué público nos dirigimos y dónde podemos encontrarlo. Nunca hay que olvidar esto. De ahí la importancia de las reglas anteriores.

Cómo comunicar con eficacia. Novena regla: analiza. Recoge datos sobre los resultados de tus acciones.
Cómo comunicar con eficacia: analiza.

Novena regla: analiza

Analizar, analizar y analizar. La novena regla para comunicar eficazmente se basa en una sola palabra: analiza.

Es preciso recoger datos sobre los resultados de tus acciones. Esta regla nos permitirá corregir continuamente nuestro trabajo para que sea más eficaz.

Debemos interiorizar que es necesario estudiar pormenorizadamente los datos. Saber el porcentaje de público que ha reaccionado a nuestras acciones, saber qué canales han sido más efectivos, qué acciones han sido más eficaces y qué esfuerzos no han dado resultados es fundamental para el futuro. No hay otra forma de crecer.

El análisis de nuestras acciones es lo que nos permitirá focalizar de forma acertada nuestro trabajo. Para ello, existen innumerables herramientas de análisis de datos, gráficas y estadísticas que nos ayudan a medir el alcance y la efectividad de nuestra labor en comunicación.

Realizar informes estadísticos de forma periódica es una pieza clave para obtener buenos resultados.

Eso sí, de nada sirven si únicamente se ven como una serie de páginas con números y gráficos. No hay que olvidar que lo que se busca es aprender y conocer más a la gente con la que queremos conectar.

Cómo comunicar con eficacia. Décima regla: confía en profesionales.
Cómo comunicar con eficacia: confía en profesionales.

Décima regla: confía en profesionales

Comunicar bien requiere tiempo, planificación, constancia, conocimientos… No tenerlo presente puede dañar tu marca.

Por ello, en la décima regla te pedimos que confíes en profesionales. Y tanto lo hagas en Hablacadabra o en otros, no olvides que la comunicación es un arte, es magia.

Comunicar bien no es tan sencillo como pueda parecer en un principio, por lo que a la hora de abordar la estructura de tu empresa, contempla siempre un departamento de comunicación, ya sea interno o externo.

La magia de la comunicación reside en un trabajo profesional, en conocimientos, en tiempo, en un plan, en una actividad analítica y en el uso de herramientas y los medios que faciliten llegar hasta quien queremos trasladar un mensaje.

Seguramente, porque lo hayas vivido en primera persona o te lo hayan contado, conocerás casos en los que algún negocio sufrió una crisis por una mala práctica comunicativa.

Por supuesto, nadie está exento de sufrir una situación crítica. La diferencia está en cuando se está o no preparado para responder a una crisis de imagen con herramientas de comunicación. En la gestión de una crisis la comunicación es un factor muy importante.

¿Quieres comunicar mejor? Comunica eficazmente.

Si te gustó este artículo y consideras que puede resultar interesante para alguien, te animamos a compartirlo. ¡Ah! Y si quieres suscribirte para no perderte contenido como éste, puedes hacerlo haciendo clic abajo.

About the author

admin administrator

You must be logged in to post a comment.

error: ¡Contenido protegido!