Hablar en público

¿Miedo a hablar en público?

¿Tienes miedo a hablar en público? No te preocupes, porque no formas parte de un grupo reducido, es decir, que no eres una excepción. Enfrentarse a un auditorio donde hay más personas además de ti resulta muchas veces un imposible. Si te ha ocurrido, seguro que habrás notado la presencia del miedo a hacer el ridículo, de que la mente se te quede en blanco y no seas capaz de articular palabra. Quizás incluso hayas notado que la boca no es que se te haga agua, sino más bien todo lo contrario, porque te llegas a plantear si te has tomado un bote de sal y no te has percatado.

Si has experimentado éstas u otras situaciones, a buen seguro te habrás llegado a plantear buscar otra forma de llegar a tu interlocutor, ya sea un cliente, tu alumnado o al tribunal que tiene que examinarte. Y si encima quien está enfrente son representantes de medios de comunicación, entonces incluso puede que hayas deseado que la tierra te tragase, después de sentir que tu trabajo de meses, tus ideas o tus propuestas políticas, por muy buena calidad que tuvieran, han acabado por los suelos simplemente por no haber sabido comunicar correctamente.

El miedo a hablar en público es algo que puede corregirse. A veces, únicamente basta con aprender algunas técnicas que pueden hacerte superar el miedo escénico a una situación que puede poner a tu cuerpo ante una situación de estrés. Son muchos los factores que pueden influir en que una situación que tendrías que controlar perfectamente, por tus conocimientos del tema en cuestión y por tu experiencia profesional, llegue a desbordarte. Incluso algunas circunstancias que van más allá de la comunicación propiamente dicha pueden dejarte en fuera de juego a la hora de realizar una presentación, intentar romper la puerta fría ante un cliente o dar una rueda de prensa.

Si has llegado hasta aquí tal vez hayas sentido alivio, al no verte entre las personas que tienen que intentar realizar una labor comercial ante un potencial cliente desconocido, ni entre los profesionales que han de enfrentarse a un auditorio de estudiantes o una comparecencia pública donde están presentes desde representantes de otras empresas con la que se relaciona tu firma a periodistas. Pero quizás no hayas tenido presente que siempre estamos comunicando. Lo hacemos desde que nacemos hasta que morimos, en ocasiones sin percatarnos de que lo estamos haciendo, ya que absolutamente todo comunica, incluso nuestros silencios.

¿Estás sin trabajo? ¿Te incluyes en el grupo de personas en búsqueda activa de empleo? ¿Te has enfrentado alguna vez a una entrevista de trabajo? Como ves, afrontar situaciones donde tienes que comunicar y te van a examinar son más habituales de lo que en ocasiones consideras. Por eso, aprender a comunicar a través de técnicas tanto verbales como no verbales es imprescindible si no quieres perder oportunidades profesionales e incluso personales.

El arte de hablar en público puede aprenderse, porque cuando ves a referentes políticos, personajes públicos y deportistas de primer nivel desenvolverse con naturalidad en sus apariciones tiene detrás un trabajo de aprendizaje previo para saber actuar ante las situaciones que pueden plantearse. Sí, convéncete, hay trucos para comunicar, para ser un buen orador, para conectar y captar la atención de tu público, porque al fin y al cabo, la comunicación es magia. Por eso en HablaCadabra Comunicación defendemos y queremos poner en valor la magia de la comunicación.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *